Image
Arriba
Menú
17/07/2014

Cómo elegir un enjuague bucal correcto

Hace poco te contábamos cómo elegir el mejor cepillo de dientes, y hoy le toca a los enjuagues bucales. ¿Por qué enjuagues? Porque tal como te comentábamos, no es suficiente el cepillarse los dientes y listo: además de ello, tenés que usar hilo dental y usar un enjuague bucal para mantener una higiene bucal correcta.

Enjuague bucal

Existen varios tipos de enjuagues bucales y cada uno se especializa en una cosa disinta: prevención del mal aliento, prevención de caries, calcificación de los dientes, blanqueadores, prevención del sarro y más. También hay de los básicos, diseñados para retirar cualqueir resto de comida de la boca después del cepillado y uso del hilo dental, que además aportan aliento fresco, sin aportar flúor ni otras sustancias beneficiosas para tus dientes.

El enjuague bucal antiséptico es la variedad más utilizada. Puede combatir la placa y las caries, así como también refrescar el aliento y hay diferentes niveles y tipos en plaza. Tu dentista te puede ofrecer sugerencias de acuerdo a tus necesidades, pero aquí te dejamos una pequeña guía para que sepas qué hace cada uno:

1. Componentes
Además de flúor, los enjuagues bucales suelen incorporar otros ingredientes de efecto antiséptico tales como la clorhexidina, el cloruro de cetilpiridinio, la hexetidina y el triclosan. La clorhexidina es significativamente más eficiente que, por ejemplo, el triclosan. En general, si los ordenamos de mayor a menor efectividad contra la placa bacteriana, esta sería la lista: clorhexidina, cloruro de cetilpiridinio y triclosan.

2. Fortaleza, modo de uso y efectos secundarios
Hay enjuagues bucales más fuertes y más débiles, pero lo importante es entender que aún los más fuertes NO reemplazan al cepillado de dientes y al uso del hilo dental. Además, algunos de los productos químicos abrasivos en los enjuagues bucales pueden causar problemas a sus dientes con el tiempo. Estos productos químicos pueden desgastar los dientes con el tiempo o, en el caso de la clorhedixina, mancharlos. Es por ello que muchas veces se aconseja utilizarlo en intervalos y no constantemente.

3. Enjuagues con flúor mejorado
Tal como el nombre sugiere, este tipo de enjuagues bucales contienen niveles adicionales de flúor para fortalecer los dientes. Estos enjuagues son muy importantes en pacientes con algún tipo de tratamiento de ortodoncia convencional con brackets o placas de alineación, ya que hay más riesgo de que se produzcan caries durante el tratamiento. De todos modos, consultá a tu dentista antes de optar por uno de estos: es posible que no necesites más flúor ya que se puede conseguir un montón de floruro a través del agua o incluso la pasta de dientes.

Enjuague bucal

4. Otros tipos específicos
Hay también otros tipos de enjuagues bucales que evitan la formación de sarro (lo retrasan), otros que evitan el acumulo de pigmentos (blanqueadores) y algunos que evitan la inflamación de las encías (gingivitis). Sin embargo, en general, poseen los mismos componentes en su composición.

Y por último, te volvemos a recordar: los enjuagues bucales NO son mágicos ni funcionan por sí solos. La única forma de tener una sonrisa saludable es cuidándola con un correcto cepillado de los dientes, usando hilo dental y ayudando con el uso de un enjuague bucal. ¿Necesitás algo más? Acordate que siempre nos podés preguntar en los comentarios!

Deja un comentario

Powered by neturuguay.com